Los animales no son drones

Hoy el periódico de La Nueva España nos sorprende con esta noticia difícil de creer: Hamás dice haber capturado un delfín espía de Israel.

Las Fuerzas de Seguridad del movimiento islamista Hamás en Gaza capturaron hace unas semanas a un delfín bajo la sospecha de que hacía labores de espionaje para Israel, aseguran hoy medios israelíes.

El mamífero fue capturado por un comando submarinista de Hamás tras ser interceptado en las costas de la franja totalmente equipado con material de espionaje, incluida una cámara, y es retenido desde entonces.

El diario “Haaretz” recuerda que no se trataría del primer caso de utilización de animales para diversos usos en la región.

Hace cinco años, Egipto acusó a Israel de lanzar tiburones hacia sus aguas para que atacaran a los turistas y así dañar al turismo, mientras que dos años antes las autoridades sudanesas protestaron por la captura de un águila que habría recibido entrenamiento del Mosad, el servicio de inteligencia en el exterior de Israel.

Es deleznable que se utilicen y maltraten animales para usos y fines militares de esta índole en el Siglo XXI, la disponibilidad hoy en día de drones de uso militar equipados con la tecnología más avanzada parece no ser suficiente para los señores de la guerra que tienen que utilizar la fauna a su antojo.

La utilización de drones tendría que estar al servicio de la gestión y conservación de la naturaleza y no convertir a la fauna salvaje en drones vivientes con fines militares.

Delfín espíaDelfín espía. Autor: Alamy

Fuentes:

La Nueva España

The Telegraph